Uno de mis secretos antiestrías

Los que me conocéis sabéis que vivo embalsamada en cremas y olores, y, si bien en cierto que soy fielísima a ciertas marcas desde hace años, mi instinto de probadora de untes, hierbas, afeites y aromas, hace que no pase por alto ni una reseña revistil, ni un escaparate lleno de potingues, ni una recomendación; ni siquiera puedo resistirme a las muestras.

Esta obsesión por las últimas novedades en materia cosmética viene desde que tengo uso de razón y jugaba con mi padre a adivinar olores en la sección de perfumería y cosmética de la tienda que teníamos. Acertaba casi siempre. Con el tiempo conocía las propiedades de cada producto nuevo y era capaz de saber que aroma utilizaba cada clienta y de hacer recomendaciones que solían ser acertadas.

De todo aquello, lo que soy.

Y todo esto viene, porque algunas me habéis preguntado qué he hecho para mantener a raya las estrías durante el embarazo. ¿y que ha sido? Pues encremarme, claro. Además de ponerme en manos de profesionales que tonificaban mi piel y mantenían a raya mi retención. Si en una ocasión Jano contabilizó los productos que usaba después de la ducha y ascendían a 15… imaginaos embarazada.

De todos los productos que usé me quedo sin duda con los aceites esenciales y con lo que fue para mi un gran descubrimiento: el Antiestrías Tummy Rub Stretch Mark Butter. Me atrajo su packaging –debilidades diseñiles mediante– y me lancé a probarlo.

«¡Cero estrías! Riquísima mezcla de aceites orgánicos repleta de omegas sobre una base de manteca de Karité bio para asegurar la elasticidad de la piel.»  Eso es lo que prometía, y he de decir que tras dos meses noté mi piel más suave y uniforme –Claro que es lo de siempre, ¿me habrían salido si no la hubiera usado?-

Todas conocemos la teoría: cambios hormonales, físicos, medir la vida en semanas, bla bla… pero ¿os habéis parado a pensar que durante el embarazo la piel puede llegar a estirarse 70 cm? ¡OMG, en 40 semanas! así que la tarea, entre todas las que requiere este compás de espera, es reforzar la tonificación y la elasticidad de la piel para facilitar su extensión y posterior recuperación. Y os aseguro que si durante estos meses se realiza una rutina espartana de cuidados y se acompaña de los tratamientos adecuados, la recuperación es mucho más sencilla. En la lucha contra las estrías, el uso continuo y abundante de omega 3, 6 y 9 es una de las claves.

Desde la primera aplicación entenderéis por qué Tummy Rub Butter de Mama Mio se merece todos los premios y elogios recibidos. Su uso se convierte en un verdadero placer para los sentidos. Sus fórmulas están enfocadas a conseguir una piel hidratada, fuerte, elástica, sana, tonificada y firme. ayuda a regenerar y a incrementar la elasticidad de la piel y es ideal para prevenir las posibles estrías que pueden salir en vientre, pechos, caderas y muslos.

antiestrias-mama-mio
Su formulación está cuidadosamente pensada para no perjudicar ni a la mamá ni al bebé, y el resto de productos creados para las mamás son compatibles con la lactancia gracias a su estricta política de ingredientes seguros.

Las cremas y productos de Mama Mio son `no nasties´, es decir están libres de parabenos, derivados del petróleo, colorantes, sulfatos, ftalatos, xenoestrogenos y fragancias sintéticas. Utilizan los mismos ingredientes de la alta cosmética facial como péptidos, enzimas de frutas, y omegas en las más altas concentraciones permitidas.
Todos sus ingredientes son orgánicos* y ayudan a mejorar la circulación, aumentar la producción de colágeno y permitir que la piel se estire con seguridad. Contiene  maní inca, aceite de argán, de rosa mosqueta, de coco, de aguacate, de almendras dulces, de oliva, de escaramujo y sacha Inchi sobre una base de manteca de karité orgánica. Además, vitamina C y E en alta concentración,antioxidantes, aminoácidos, ácido fólico y gravida, una mezcla de 10 aceites naturales específicos y seguros para el embarazo que huele de maravilla.

mamma mio
Mama Mío, la marca.

Esta marca de bodycare y tratamientos de spa de alto rendimiento, usa la tecnología y los ingredientes del cuidado facial para asegurar que cada centímetro de tu piel se sienta mejor y que, además, tenga un aspecto radiante.

Fue fundada en Londres por cuatro expertas en belleza, para tratar todas las necesidades de la mujer en cada etapa de su vida. Su capital se basa en el conocimiento del tratamiento del cuerpo y la piel, también durante el embarazo. Este conocimiento les ha dado una enorme experiencia en la creación de productos completamente seguros y extremadamente efectivos. El Antiestrías Tummy Rub Stretch Mark Butter fue votado como mejor producto anti estrías del año 2014 por Harpers Bazar UK.

La firma se asocia al concepto de yummy mummies, esas madres que quieren recuperar su cuerpo después de dar a luz… y que lo consiguen claro.

Modo de empleo

Rico en omegas, Tummy Rub Butter contiene una alta concentración de ingredientes que te ofrecen el mejor tratamiento de choque. Yo lo usaba religiosamente dos veces al día por todo el cuerpo -desde el escote hasta los muslos- hasta cuatro meses después del parto como indicaba la cajita. Así además, a medida que se iba encogiendo la tripa y volviendo a su ser, seguía tonificada.

*No exisste en el mercado ninguna crema que contenga sólo ingredientes orgánicos, puesto que es necesario preservar su conservación con químicos.

** La imagen destacada es de aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *