Entradas

Nada es ahora

Húmeda y febril, ciega, sin excusas, sabiendo que esa noche de enero lo cambiaría todo, puse mi deseo y mi vida a las órdenes de Cornelia.

En cada asalto de manos desbocadas, obstinada, su noche, instaba a mi locura.

Leer más

El amor es para los valientes

–       Nico, tenemos que hablar. De hombre a hombre.
–       Claro Pablo, cómo no; cuéntame, tío. [Atención, lectores, Pablo tiene 6 años]
–       Es que me da un poco de vergüenza.
–       No hombre, tú tranquilo que no nos escucha nadie.
–       Tienes que ayudarme. Te voy a contar una cosa, pero no puedes reírte, ¿eh? Allá voy: Hoy Ana, después de comer, me ha dicho que creía que a Isabel Jiménez la de su clase yo le gustaba un poco y…

Leer más