Los gozos y las sombras

Se les va la luz varias veces al día. Basta con quererla, basta con necesitarla, -y nótese aquí que estos términos no deben usarse nunca como sinóminos- para que, caprichosa, la luz, estrelle de bruces contra el suelo la realidad occidental del viajero y ponga de manifiesto que la vida, azarosa, siempre estuvo gobernada por los gozos y las sombras de unos ciclos, de los que a veces, a este lado del planeta, nos olvidamos.

Y así, de la mano de los tiempos propios de una naturaleza que no sabe de normas, en India se convive a diario con los apagones, con la ausencia de aire acondicionado cuando más se necesita, con la falta de una ducha caliente a tiempo para sacudirse los feísmos de una conciencia de clase, con la imposible evidencia de comer algo caliente e incluso con la incertidumbre de saber si los trenes saldrán, o si tal vez llegarán.

India sin luz yasilavida

Y lo sabíamos. El caso es que lo sabíamos; es uno de los problemas más frecuentes en este país. Pero el apagón más grande de la historia, el que dejó a principios de agosto sin luz a más de 600 millones de personas, un 40% del país, no era esa escased habitual del 8% de electricidad con la que ya contábamos. No. No era aquello. Semáforos apagados, gente que se quedaba tirada en las estaciones de metro de las grandes ciudades, tráfico endemoniado, pueblos enteros sin farolas, ausencia de agua potable, y una nada caliente como único alimento que llevarse a la boca… y así la vida, al caos se sumó el caos.

Pero solo en nuestras actitudes occidentales, porque como todo es relativo en este país y todo sucede porque así ha de ser, la vida en aquel tiempo, continuó idéntica a los días previos, con luz o sin ella, porque lo importante era estar.

Lo apendimos, y estuvimos.

 

Basta con necesitarla para que, caprichosa, la luz, estrelle de bruces contra el suelo la realidad occidental del viajero y ponga de manifiesto que la vida, azarosa, siempre estuvo gobernada por los gozos y las sombras de unos ciclos, de los que a veces, a este lado del planeta, nos olvidamos.

India sin luz

Todas las fotos de este post son de aquí

2 comentarios
  1. Adwoa
    Adwoa Dice:

    Tantas cosas que damos por hecho (electricidad, agua corriente y potable) en el pais del que venimos y que en otras partes del mundo son verdaderos lujos! Y seguimos sin concienciarnos y malgastando energia a diestro y siniestro, sin importarnos el impacto que eso pueda tener en otros mundos que no vemos porque no les interesa enseniarnoslos…
    Gracias por otra entrada magnifica deliciosamente escrita.
    Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *