Poliedros

Olvido cosas en cualquier sitio, se me caen, y de nuevo, al recogerlas, caen. No recuerdo ciertos olores hasta que no los recupero de nuevo. Ni muchos sabores, ni algunas palabras.

Pero sé que en el claro oscuro de la ciudad, en sus sombras, es donde se esconde la auténtica vida dispuesta a ser descubierta. Sé que la verdad es poliédrica, y como dice Benjamín Prado, atento: si ves que al hablar me inclino hacia adelante, es que estoy intentado ganarle medio metro a la duda.

La penúltima

Azucena sí sabe cómo quererme

/
A veces en el metro suceden cosas. Situaciones y conversas inesperadas…

Adioses

/
Hay muchas formas de despedirse, dando la mano, dando la espalda, nombrando…

Él le habla a él

/
Él le habla a él. Le cose a datos. Le llena de emociones.…

El blues del vagón

/
Se pegan. Respiran sobre tu nuca. Te rozan. Su pelo te hace cosquillas.…

Los ojos azules, el pelo cano

/
Mientras canta Santa Lucía sonríe amable a todo aquel que busca,…
Kintsukuroi, Lo feliz, lo imperfecto.

Kintsukuroi. Lo feliz, lo imperfecto

/
Aquel día se rompieron dentro muchas cosas.   Fue después…

Las partículas elementales

/
Está tontaca, irascible, se emociona con cosas tan extrañas…

Nada es ahora

/
Húmeda y febril, ciega, sin excusas, sabiendo que esa noche…
Las Nanas de la cebolla. Día de la poesía

Las nanas de la cebolla

/
Uno de los grandes secretos para obtener una tortilla de patata…